¿Realmente quieres agua de mineralización muy débil?

¿Realmente quieres agua de mineralización muy débil?

La confusión en torno al agua

En la búsqueda de una hidratación saludable, a menudo nos encontramos con un dilema: ¿qué tipo de agua deberíamos beber? Seguro que has escuchado que el agua de mineralización muy débil es mejor. Pero, ¿es cierto?

.

La historia de Juan y el pollo quemado

Érase una vez un chico llamado Juan al que sólo le gustaba el pollo cuando se había quemado. Pero quemado hasta el punto de que resultaba desagradable. El pollo quedaba seco y la piel calcinada, dura. ¿Qué le pasa a Juan? ¿No sabe disfrutar de la comida? Realmente tiene una razón. Su madre siempre lo cocinaba de esa manera, y ese sabor se ha vuelto familiar y reconfortante.

Del mismo modo, a menudo preferimos aguas con sabores intensos. Decimos que el agua no tiene sabor, pero sí lo tiene, y depende de su dureza.

.

¿Cómo saber qué tipo de agua bebemos?

Para ello, tenemos que familiarizarnos con un concepto: el residuo seco. Es decir, aquello que mide la cantidad total de elementos que posee el agua, de sales y materia orgánica, como los carbonatos, bicarbonatos, cloruros, sulfatos, nitratos, sodio, potasio, calcio y magnesio, etc.

Cuando hablamos de mineralización muy débil estamos hablando de menos de 50 PPM (partículas por millón) / miligramos por litro. Agua débil es de 50 a 500 mg/L y de ahí a 1500 mg/L hablamos de aguas fuertes.

Si hablamos de agua embotellada de mineralización muy débil encontraremos marcas comerciales como el agua de Badajoz Fondetal (23 mg/L),  Bezoya (26 mg/L), la turolense Bronchales (35 mg/L), la cántabra Solares (29 mg/L) o la leonesa Teleno (31 mg/L), Nestlé Aquarel proveniente de Jaras (27 mg/L), etc.

Aquí tienes un vídeo que te ayudará a comprender:

.

El sodio: ¡cuidado con él!

El sodio es un mineral que forma parte de diferentes alimentos y tiene funciones importantes para asegurar el correcto funcionamiento de nuestro organismo, como por ejemplo a la hora de equilibrar los líquidos de nuestro cuerpo. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) nos ha advertido en numerosas ocasiones sobre el consumo excesivo de sodio en las poblaciones de todo el mundo.

Sabemos que un exceso de sodio puede provocar hipertensión arterial, inflamación de nuestras células y tejidos, riesgo de cardiopatía y accidentes cerebrovasculares. Podemos regular su consumo en nuestra alimentación (por ejemplo, con aguas de mineralización muy débil). Sobre todo en estos grupos sensibles:

  • Bebes con menos de cuatro meses, que no pueden eliminar el exceso de sodio adecuadamente porque sus riñones aún no están preparados.
  • Personas con problemas renales, cuya enfermedad dificulta que los riñones equilibren los niveles de sodio y líquidos en la sangre.
  • Personas que padecen de patologías como la hipertensión cardiaca o afecciones de salud relacionadas con el corazón, como la insuficiencia cardiaca.
  • Para las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.
  • Para nuestros mayores, puesto que son ellos quienes más sufren los efectos del desgaste de los riñones.

.

¿Es saludable el agua de mineralización muy débil?

Y, respondiendo a la pregunta de este artículo, la respuesta es sí. Realmente tu cuerpo quiere agua de mineralización muy débil. No solo por su frescura y suavidad, sino por razones de salud.

Por una parte, el término de mineralización débil, también hace referencia a que el agua no contiene azúcares, carbohidratos, grasas o proteínas, aportando 0 calorías al organismo. Perfecta para dietas enfocadas en la pérdida de peso.

Como ya hemos explicado, respecto al sodio, está especialmente indicado para personas con problemas renales, hipertensión o insuficiencia cardíaca, para bebés con menos de 4 meses, nuestros mayores, mujeres embarazadas o en período de lactancia, etc.

Es diurética, ayudando a eliminar toxinas y residuos del sistema digestivo a través de la orina. Resulta muy adecuada para tratar aquellos problemas del aparato digestivo, como el estreñimiento.

.

¿Agua de mineralización muy débil sin garrafas ni botellas de plástico?

Sí, por supuesto que sí. Eso es lo que promovemos desde www.sansopol.com a través de nuestros equipos de última generación. Agua ilimitada saludable de mineralización muy débil. Tratan el agua potable de la red, consiguiendo transformar aguas duras o muy duras a aguas de mineralización muy débil.

Sin cargar con botellas ni acumularlas, sin estar pendientes de repartos, siempre disponible, sin contaminar el planeta con plástico, reduciendo enormemente nuestro gasto en agua embotellada y aportando agua saludable a nuestra dieta.

.

Pídenos información sin compromiso al 641662217 o a info@sansopol.com o a través del formulario de nuestra web.

¿Listo para transformar tu relación con el agua? ¡Sigue nuestras redes sociales y mantente al tanto de las últimas noticias y consejos!

.

En Sansopol, estamos comprometidos a proporcionarte soluciones excepcionales que te ayuden a vivir de manera más saludable y sostenible.


Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Abrir chat
"¿Tienes preguntas sobre el agua de mineralización muy débil? ¡Hablemos!"